domingo, 18 de abril de 2010

Corporaciones e impuestos

Cita del libro "Padre Rico, Padre Pobre", de Robert F. Kiyosaki:

... Conforme ese ciclo de gasto gubernamental en crecimiento continuó, la demanda de dinero se incrementó y la idea de "cobrar impuestos a los ricos" comenzó a modificarse para incluir a los niveles de ingreso menores, hasta llegar a los mismos que votaron a favor, las clases medias y los pobres.

Los verdaderos capitalistas utilizaron su conocimiento financiero para encontrar una manera de escapar. Optaron nuevamente por la protección de la corporación. Una corporación protege a los ricos. Sin embargo, lo que muchas personas que nunca han formado una corporación no saben es que ésta no es realmente una cosa. Una corporación es sólo una carpeta de archivo con algunos documentos legales, que se encuentra en la oficina de un abogado registrado en la agencia del Gobierno estatal. No se trata de un gran edificio que lleve el nombre de la corporación. No es una fábrica con muchos trabajadores. Una corporación es sólo un documento que crea un cuerpo legal sin alma. La riqueza de los ricos queda nuevamente protegida. Una vez más, el uso de las corporaciones se popularizó -cuando las leyes de impuestos sobre la renta permanente fueron aprobadas- debido a que la tasa de impuesto sobre la renta de la corporación era menor a la tasa de impuesto sobre la renta del individuo. Además, como describí anteriormente, ciertos gastos podían ser pagados con dólares antes de pagar impuestos al interior de la corporación....

... Los empleados ganan dinero y pagan impuestos, y tratan de vivir con lo que les queda. Una corporación gana dinero, gasta todo lo que puede y paga impuestos sobre lo que queda. Ahí se localiza una de las grandes lagunas legales en materia de impuestos que los ricos utilizan. Son fáciles de establecer y no resultan caras si usted es dueño de inversiones que producen un buen flujo de efectivo. Por ejemplo, al ser dueño de su propia corporación, sus vacaciones pueden ser juntas del consejo de administración en Hawai. Los plazos del coche, el seguro y las reparaciones son gastos de la compañía. La cuota del gimnasio es un gasto de la compañía. La mayoría de las comidas en restaurantes son gastos parciales. Y así sucesivamente, pero de forma legal, con dólares previos al pago de impuestos...

--- Vivimos en una sociedad litigante. Todo mundo quiere una parte de lo que usted tiene. Los ricos esconden gran parte de su riqueza utilizando medios como las corporaciones y los fideicomisos para proteger sus activos de los acreedores. Cuando alguien demanda a un individuo adinerado, a menudo se topa con diferentes capas de protección legal y acaba por descubrir que la persona en cuestión en realidad no tiene nada. Ellos controlan todo, pero no son dueños de nada. El pobre y el de clase media tratan de ser dueños de todo y lo pierden ante el Gobierno o ante otros ciudadanos a quienes les gusta demandar a los ricos...

Publicado en www.a1h3.com el 17/10/2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario