domingo, 18 de abril de 2010

Los impuestos

Cita del libro "Padre Rico, Padre Pobre", de Robert T. Kiyosaky

-¿Quiere usted decir que la mayoría de los trabajadores no reciben su sueldo completo?- le pregunté asombrado.

-¡Por el amor de Dios, no! -dijo mi padre rico-. El Gobierno siempre se queda primero con su parte.

-¿Cómo lo hacen? -le pregunté.

-Impuestos -dijo mi padre rico-. Te gravan un impuesto cuando ganas dinero. Te gravan un impuesto cuando gastas el dinero. Te gravan un impuesto cuando ahorras el dinero. Te gravan un impuesto cuando mueres.

-¿Por qué permite la gente que el Gobierno les haga eso?

-Los ricos no lo consienten -dijo mi padre rico con una sonrisa-. Los pobres y la clase media lo hacen. Puedo apostarte que yo gano más que tu papá, pero que él paga más impuestos.

-¿Cómo es posible?- le pregunté. A mis 9 años eso no tenía sentido para mí-. ¿Por qué permitiría nadie que el Gobierno le hiciera eso?

--------------------------

Mi padre rico nos explicó, a Mike y a mí, que originalmente en Inglaterra y Estados Unidos no existían los impuestos. De vez en cuando, existían impuestos temporales para sufragar los gastos de las guerras. El rey o el presidente hacía un llamamiento y pedía que todos contribuyeran. Los impuestos fueron implantados en Gran Bretaña para pelear contra Napoleón entre 1799 y 1816, y en Estados Unidos sirvieron para costear la Guerra Civil entre 1861 y 1865.

En 1874 Inglaterra convirtió el impuesto sobre la renta en un gravamen permanente a sus ciudadanos. En 1913 el impuesto sobre la renta se hizo permanente en Estados Unidos mediante la adopción de la Enmienda 16 a su Constitución. En alguna época los estadounidenses eran enemigos de los impuestos. Fueron los impuestos excesivos sobre el té los que provocaron el famoso Motín del Té en la bahía de Boston, incidente que contribuyó a que estallara la Guerra de Independencia estadounidense. Costó cerca de 50 años tanto en Inglaterra como en Estados Unidos hacer que triunfara la idea de un impuesto sobre la renta regular.

Lo que estas fechas históricas no muestran es que ambos impuestos fueron establecidos inicialmente sólo contra los ricos. Mi padre rico quería que Mike y yo comprendiéramos bien este punto. Nos explicó la idea de que los impuestos se popularizaron y fueron aceptados por la mayoría cuando se dijo a los pobres y las clases medias que los impuestos habían sido creados sólo para castigar a los ricos. Por eso las masas votaron en favor de la ley. A pesar de que originalmente se pretendía castigar a los ricos, se acabó por perjudicar a los mismos que votaron por ella, los pobres y la clase media.

Una vez que el Gobierno probó el sabor del dinero, su apetito creció, dijo mi padre rico.

Publicado en www.a1h3.com el 17/10/2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario