miércoles, 16 de febrero de 2011

¡Vámonos de España, Pepe!

Parafraseando aquel famoso dicho de los 60, ¡Vente para Alemania, Pepe!. La situación es tal, que está ya resultando rentable, hacer la maleta y salir de este país.

Nuestros políticos no saben tratar con la nueva situación económica. Por mucho que se les dice que quien crea empleo no son ellos sino los emprendedores, y los emprendedores están muy minusvalorados y maltratados en España, la clase política no cambia su discurso. Dicen favorecer el emprendimiento, pero lo que realmente hacen es machacar a todo aquel que parece tener una idea.

Nuestros emprendedores están haciendo ya el camino de las américas, desde hace unos años, y en estos últimos meses, los trabajadores más cualificados, que ven cómo aquí no consiguen trabajo acorde con su preparación en el mejor de los casos, o directamente no consiguen trabajo, están siguiendo el ejemplo de aquellos.

La cuestión es encontrar donde haga falta, una ocupación acorde con la preparación, y la situación es tan mala en España, que está empezando a salir a cuenta bregar con los inconvenientes de la emigración para conseguirlo.

¡Gracias, queridos políticos! Estáis consiguiendo reavivar el espíritu emprendedor de los mejores. El problema es que los estamos perdiendo, seguramente para siempre, porque no creo que en mucho tiempo la situación aquí revierta de tal manera que a los que se van les compense volver.